5 de junio de 2016

Blanca Suárez no es una chica dura

Desde Álex de la Iglesia a Pedro Almodóvar, todos los que la han dirigido se deshacen en elogios. La actriz despierta pasiones y legiones de seguidores. Posa para Fuera de Serie en su versión rockera. Blanca Suárez no tiene el carácter de Victoria Abril. No se revuelve como una fiera cuando alguien la provoca. De ella se espera que encaje cualquier pregunta con una dulce sonrisa. Es una chica tranquila que no se altera por nada. Pero aquella entrevista que concedió en 2014 a una periodista viejuna, malencarada y con maneras de gobernanta, se torció desde el principio. "Te diste a conocer en El internado y El barco. Ahora que ya eres famosa, ¿saldrás en series que no den arcadas?", le soltó a bocajarro. Anonadada, la joven actriz no daba crédito a lo que acababa de escuchar, pero fue contestando al provocador cuestionario de la forma más educada posible. Hasta que, al final del encuentro, acabó perdiendo los estribos cuando la bestia parda que tenía enfrente se atrevió a cuestionar su honorabilidad: "Sigo sin entender por qué Pedro Almodóvar te eligió para salir en La piel que habito y luego en Los amantes pasajeros. ¿A qué sabe el pene de Pedro Almodóvar?". Eso sí, buscar su nombre en Internet tiene sus riesgos. Según revela un estudio de Intel Security Most Dangerous, Blanca Suárez es, después de Penélope Cruz y Malú, la famosa con más capacidad de infectar ordenadores y otros dispositivos con virus y troyanos. "Pedro Almodóvar ha declarado que la ve "como una Claudia Cardinale en el esplendor de su carrera, en su época de 'Il Gatopardo'". ¿Cómo se siente ante semejante elogio?"-" Ehhh... Pues la verdad es que se me había olvidado, aunque es un piropo maravilloso de alguien a quien yo admiro mucho. Cuando escuchas algo así piensas: "¡Ostras!". Te da vergüenza bonita. Pero si una se repite a sí misma lo maravillosa que es, acaba perdiendo la perspectiva.".LEER MÁS::::Blanca Suárez: "No voy de chica dura, no es mi carácter"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada