14 de diciembre de 2016

Los 30 insultos más brillantes de la historia de Hollywood

A falta de un buen guionista que les escriba qué decir, nada como el odio a un compañero para que las estrellas se luzcan. Ha sido un sueño trabajar a su lado. Además nos lo hemos pasado fenomenal y ya somos casi como de la familia. Déjeme que le cuente una anécdota divertidísima...” Si una estrella de cine responde algo parecido a esto cuando le preguntan por sus compañeros de rodaje mientras promociona una nueva película, desconfíe. Todo es mentira. Aunque cobren millones y tengan un séquito detrás que les peina y maquilla nada más levantarse, en esencia el trabajo de las estrellas delante de las cámaras no es tan distinto del suyo delante de un ordenador o detrás de una mesa. Vamos, que aunque para mantener un ambiente amigable manden los buenos modales, ellos, como usted, también sufren cada día a compañeros que odian sin motivo, a otros que les caen mal y aguantan como pueden o, directamente, que se ponen los cascos para no tener que escuchar conversaciones ajenas que les saquen de quicio.Chris Pratt y Jennifer Lawrence en la BBC, donde recientemente les retaron a un duelo de insultos que Lawrence intentó ganar con frases como “Eres tan tonto que seguramente todo lo que sabes te lo ha enseñado tu hijo de tres años” o “Eres tan viejo que tu publicista es una enfermera”. De nada sirvió, ya que Pratt se alzó ganador con ocurrencias como “Llevas tanto pelo postizo que si algún día cometes un delito los del CSI detendrán a una chica ucraniana” o “¿Qué se siente al formar parte de la película más estúpida de Márvel?”.Leer MÁS:::::Los 30 insultos más brillantes de la historia de Hollywood

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada